Cómo ahorrar a la hora de imprimir

Ahorrar en la impresión es una forma importante de ahorrar costes para una empresa. Gestionar así los recursos de una forma más eficaz. No hay fórmulas para conseguir un coste cero de impresión pero sí una serie de consejos para reducirlos.

Sigue estas pautas de ahorro, tanto para las impresiones en tu negocio como para las impresiones externas.

Os contamos cómo hacemos en ARTHE, cómo usamos esos pequeños trucos que os permitirán ahorrar cada vez que utilicéis vuestra impresora.

impresion ahorrar - trucos ARTHE imprenta digital

Consejos para ahorrar que todos conocemos que pero nunca ponemos en practica:

01. Usa papeles estandarizados. El mundo de los papeles especiales es amplio y atractivo. Ofrece muchas posibilidades a la hora de transmitir sensaciones y hacer un producto especial. Pero los papeles especiales no son baratos. La mayoría de los trabajos de impresión comercial se imprimen con 3 tipos de papel: estucado mate, estucado brillo y offset blanco. A menos que tu producto gráfico tenga que ser muy especial, entre estos tipos estandarizados de papel para impresión seguro que encuentras el que necesitas.

02. Aprovecha la impresión a doble cara: Siempre que sea posible debemos activar la impresión a doble cara. Ahorraremos un 50% de papel y reduciremos a la mitad otro gasto muy importante en las tareas de impresión. En tus impresiones de oficina o de documentos, notarás especialmente la diferencia de ahorro a largo plazo.

03. Activa el apagado automático y modo suspensión: Cuántas veces nos ha pasado con la impresora de casa o de nuestro negocio. Pues con el apagado automático y el modo de suspensión conseguiremos reducir el consumo energético de nuestra impresora. Así evitamos que se mantenga encendida cuando no la estamos utilizando.

04. Utiliza soluciones multifunción y no varios dispositivos: Existen multitud de dispositivos, impresión, fax, escáner, etc. Lo mejor es integrar todas las funciones en una sola máquina. Reducimos el consumo energético, ahorramos en el mantenimiento y tenemos todo centralizado en una sola máquina.

05. Utiliza la impresión a color sólo cuando se necesite. Por norma general debemos imprimir siempre en blanco y negro, resulta económico ya que ahorra en tintas y toner. Si tienes que imprimir en color en una imprenta, recuerda que puedes sustituir tintas planas por sus equivalentes en CMYK (siempre que sea posible.)

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: